El diputado regional del Partido Popular Luis Venta advirtió hoy a la consejera socialista de Desarrollo Rural de que “se le acaba el crédito, porque no puede seguir riéndose de los asturianos”

Durante el Pleno de la Junta General, Luis Venta afeó a María Jesús Álvarez la “chapuza y el engaño” que supone la encomienda de gestión a la empresa de servicios del Principado, Serpa, para el desarrollo de las campañas de saneamiento en 2017.

Un encargo, indicó el parlamentario popular, que se realiza con tres meses de retraso, que incluye 10 plazas, cuando hay 14 veterinarios afectados de anteriores campañas y sin trabajo, y en el que se facilita un beneficio jugoso para el Serpa. “Supone un insulto para los trabajadores”, afirmó.

Luis Venta acusó a la Consejera de hacer caso omiso de los acuerdos de la Junta General para buscar una solución, y añadió que el Gobierno regional socialista está jugando con la esperanza de muchos trabajadores.